Trump realiza investigaciones para ver qué tan seguros son los autos fabricados en México.

23/11/2018   |   Leer en 2 minutos  |   Cumplido, O.

Se van agotando los argumentos a favor del plan del Presidente Donald Trump de aumentar las tarifas a autos y materiales exportados de México ¿Se firmará el T-Mec antes de cambiar la administración de su gabinete?

En Mayo de 2018 se inició una investigación por parte del Departamento de Comercio de Estados Unidos, apoyada por el presidente Donald Trump, con la finalidad de determinar si los automóviles producidos en México eran “lo suficientemente seguros” para su mercado.

Esta investigación inicia con el fin de obtener argumentos para negociar bajo la sección 232 de la Ley de Expansión Comercial, en la cual se expresaba el deseo del presidente de E.U. de imponer tarifas a cada uno de los vehículos que se producen en México.

Cabe mencionar que posterior a esta acusación, se abrió una segunda investigación sobre las importaciones de acero y aluminio que realiza México, bajo la sospecha de que las importaciones dañan a la innovación y al avance de la industria de Estados Unidos.

Estos alegatos fueron comunicados por el secretario de comercio, Wilbur Ross, e incluso informó y mantuvo al tanto al titular de defensa James Mattis, con la finalidad de dar el tono apropiado, velando por la seguridad de sus ciudadanos.

Al parecer estas investigaciones, las cuales duraron un poco más de medio año, han concluido este mes de noviembre y se encuentran en manos de Donald Trump. Lo cierto es que el aumento de estas tarifas provocarán que comprar un auto en Estados Unidos sea más caro y el presidente lo sabe. Por lo que probablemente el reporte lo llevará a no imponer las tarifas a las importaciones de autos.

Buena suerte con eso Mr. Trump, ya que lo cierto es que aumentar las tarifas hasta un 25% a cada vehículo importado provocaría únicamente dañar seriamente a la industria de ese país y provocar una reacción en cadena en la industria a escala global.

Como lo es el caso del Camry de Toyota por ejemplo, en el que el CEO de la rama estadounidense de Toyota, Jim Lentz, menciona que el 25% de las partes de ese auto son importadas y que las tarifas sobre esas partes harían que el precio del auto suba unos 1,000 dólares. Precio que pagarían los consumidores.

Es por esto que críticos argumentan que las regulaciones sólo contribuirán a aumentar los costos de los vehículos, lo que afectará la competitividad del sector automotor de Norteamérica.

Es una realidad que los autos tienen partes de todos lados, las marcas estadounidenses están hechos fuera de ese país, así como los autos extranjeros se fabrican ahí. Está todo tan conectado que no existe un deber patriótico al momento de que el consumidor elija una marca. Sin embargo, el precio si será un factor que determine su compra.

Contrario a su plan, más de 34 grupos empresariales han buscado emitir presión al presidente Trump para quitar o reducir las tarifas ya existentes en acero y aluminio provenientes de Canadá y México.  

Y aunque la cantidad 34 suena a pocas empresas, lo cierto es que estamos hablando de grandes en la industria que han emitido una carta al embajador comercial de Estados Unidos, mostrando la incongruencia entre las tarifas que se emiten a ambos países exportadores. Entre las instituciones que participaron en esta petición se encuentra la US Chamber of Commerce, la Alianza de Armadoras de Autos, y la Coalición de Fabricantes de y Usuarios de Estados Unidos, representando a un sin fin de aliados en toda la cadena de producción con un valor de más de 2 mil millones de pesos representados en el acuerdo T-Mec.

Por el momento, el presidente Trump se encuentra bajo mucha presión ya que existen varias peticiones por parte de su actual administración para firmar el T-Mec antes de que termine la actual legislatura.

Si todo sale como está planeado, representantes de Estados Unidos se unirán a sus contrapartes canadienses y mexicanas el próximo 30 de noviembre en Buenos Aires, Argentina, para la ceremonia de la firma del tratado.

¿Qué más necesitará Donald Trump para intentar llevarse a la industria automotriz a su país? Por lo pronto, la industria mexicana demostró cumplir con las normas de seguridad, las cuales no son una amenaza para Estados Unidos y ningún otro país.

>>> Ver las últimas noticas de autos en Automexico.com

Publicaciones Relacionadas
ARTÍCULOS DE LA MISMA CATEGORÍA
La evolución del logo de Chevrolet

Castro, M. Industria

La evolución del logo de Chevrolet

Los logos de la industria automotriz están en constantes cambios por las tendencias actuales, el logo de Chevrolet es uno de ellos y nosotros te mostramos su evolución.

Grupo Volkswagen regresa al Pacto Mundial de la ONU tras el “dieselgate”

Mendoza, S. Industria

Grupo Volkswagen regresa al Pacto Mundial de la ONU tras el “dieselgate”

Tuvieron que pasar 5 años para que Grupo Volkswagen recuperara su membresía dentro del Pacto Mundial de la ONU.

A subasta el único Shelby Cobra 427 Super Snake

Macuil, J. Industria

A subasta el único Shelby Cobra 427 Super Snake

La casa de subastas Barrett-Jackson pondrá a la venta una pieza única en el mundo y con una historia particular, el Shelby Cobra 427 Super Snake.

Land Rover presenta su Defender V8 más poderosa

Bravo, J. Industria

Land Rover presenta su Defender V8 más poderosa

La nueva Land Rover Defender que se verá en los mercados en 2022 tendrá 525 caballos de fuerza; quizá la última gran bestia del off-road de combustión interna

Peugeot presenta su nuevo logo

Azuara, D. Industria

Peugeot presenta su nuevo logo

El nuevo logo de Peugeot se enfoca en la cabeza del famoso león francés y marcará un cambio de página en la historia de la firma.

Esta es la colección de autos de la Mujer Maravilla

Bravo, J. Industria

Esta es la colección de autos de la Mujer Maravilla

Crecimos con la idea de que la Mujer Maravilla usaba un jet invisible, pero la actriz Gal Gadot es fanática de los autos de lujo como en Rápido y Furioso

Ver más