La curiosa historia de los autos Nascar que corrieron en Le Mans

19/02/2021   |   Leer en 5 minutos  |   Bravo, J.
La curiosa historia de los autos Nascar que corrieron en Le Mans

En 1976 dos autos de la categoría estadounidense Nascar cruzaron el océano para competir en las tradicionales 24 Horas de Le Mans, aquí la curiosa historia

En 1973 se dio la llamada Crisis del Petróleo en la que varios países árabes decidieron no exportar petróleo hacia los países aliados de Israel en la Guerra que ese país sostuvo con Siria  y Egipto, lo que evidentemente afectó a países como los Estados Unidos y sus aliados comerciales como Francia y otras potencias europeas.

Ante este escenario, eventos como las 24 Horas de Le Mans sufrieron el retiro de varios equipos como Ferrari, mismos que no podían poner en la pista sus poderosos motores sin la garantía de que habría gasolina para completar la carrera, lo mismo pasaba en Nascar que decidió recortar sus tradicionales carreras de 500 millas a incluso menos de la mitad para ahorrar combustible.

Esto evidentemente ocasionó una baja en el interés por la tradicional competencia de Le Mans, sobre todo de este lado del mundo, pues ante el retiro de Ford, no había realmente mucho que comentar de una carrera organizada en verano del otro lado del planeta.

Ciertamente los estadounidenses habían tenido buenas experiencias en Le Mans pero corriendo autos deportivos reales, por lo que cuando los organizadores se acercaron a Bill France Sr. entonces dueño de Nascar para invitar a sus equipos a participar en la competencia, la cosa parecía totalmente descabellada.

Torino

Los muscle cars estadounidenses llamaron la atención en Le Mans

Cabe recordar que hablamos de autos stock, en ese entonces verdaderos muscle cars que prácticamente solo competían en carreras de óvalo y esporádicamente en circuitos cerrados, pero France Sr, no vio con malos ojos la invitación, sin embargo no quería que su categoría quedara mal, así que buscó entre los participantes de la entonces Winston Cup, a los mejores pilotos que supieran “girar a la derecha”.

Así se seleccionó a dos equipos, uno formado por Herschel McGriff y su hijo Doug, veteranos de Daytona y también con participaciones en la Carrera Panamericana, de hecho el padre ya había completado la carrera de Le Mans. El otro equipo sería formado por Richard Brooks y Dick Hutcherson, otros veteranos con conocimiento de pistas europeas, pero los autos eran otra historia.

Mientras los demás equipos llevarían sus ligeros prototipos y autos deportivos, los McGriff llevarían un Dodge Charger y Brooks y Hutcherson correrían un Ford Torino que pronto fueron bautizados por la prensa francesa como “Los dos Monstruos”.

Para que los autos Nascar pudieran correr, la organización de Le Mans creó la categoría Internacional que obviamente solo estaba formada por esta pareja de muscle cars.

charger

El Dodge Charger de los McGriff y sus problemas para frenar

La cosa parecía que iría bien cuando la potencia de los V8 estadounidenses era capaz de pasar a los ligeros Porsche en las rectas pero tenían graves problemas para girar en las cerradas curvas, de hecho tenían serios problemas para frenar esos auténticos misiles de casi dos toneladas de peso, esto a pesar de que aligeraron la carrocería colocando sistemas tubulares parecidos a las actuales.

Los Nascar se veían bien fuera de la pista de Le Mans y llamaron la atención a tal grado que se les hizo un desfile especial para ambos autos, pero los equipos enfrentaban graves problemas más allá del frenado, uno muy grave. El octanaje de la gasolina que tendrían a la mano en Francia no rebasaba los 83 octanos, muy lejos de los 102 que solían usar en Estados Unidos, por lo que simplemente la combustión no se daría de manera correcta.

De hecho los McGriff volaron dos de los tres motores que llevaron a Francia en las prácticas y no había tiempo para traer gasolina desde Estados Unidos, por lo que debieron improvisar y ajustar los enormes pistones de los motores Hemi de Nascar para que hicieran buena combustión con tan poco octanaje, el resultado, el Charger calificó en los últimos sitios y el Torino en último.

Llegó el día de la carrera, las 24 Horas de Le Mans con sus monstruosos invitados partiendo en la cola y rezando para que los motores ajustados aguantaran, lo mismo que los frenos y sí, las transmisiones. Los Nascar debían cambiar de marcha hasta 22 veces de ida y vuelta en cada giro a la pista de Le Mans, una cantidad escalofriante que supera por mucho los cambios que solían hacer en todo un fin de semana de óvalo.

nascar

En recta los Nascar podían dominar a los ligeros deportivos europeos

En el arranque seguramente los aficionados asistentes escucharon esos poderosos motores sin escape a todo volumen, pero el motor tocado del Dodge Charger conducido por McGriff Sr apenas aguantó dos vueltas, mientras que el Ford Torino soportó 11 horas en pista, pero la transmisión voló en medio de la noche. Los 22 cambios por giro sí fueron demasiado.

Al final Jacky Ickx y Gijs Van Lennep ganaron la edición 44 de las 24 Horas de Le Mans a bordo de un Porsche 936, mientras que los dos autos Nascar aparecieron como NC, no clasificados al no completar las millas necesarias para lograr siquiera un sitio final.

Años después, Herschel McGriff y Richard Brooks trataron de sacarse la espina y juntos corrieron la edición de 1982 en un prototipo de Chevrolet Camaro. Terminaron las 24 horas en pista y extraoficialmente lograron el puesto 19. Pero Nascar, no, Nascar no volvió a intentar invadir una categoría que no fuera la propia, al menos no de manera oficial.

>>> Te Puede InteresarVideo: McLaren MCL35M, el monoplaza con más cambios para 2021

Publicaciones Relacionadas
ARTÍCULOS DE LA MISMA CATEGORÍA
Renault Fuego, un auto que marcó la pauta antirrobo

Bravo, J. Industria

Renault Fuego, un auto que marcó la pauta antirrobo

Un auto que quizá en nuestro país pasó desapercibido, el Renault Fuego, sin querer marcó la pauta con un novedoso sistema de cerraduras para inicios de los 80

Video: Así entrenan los jugadores del Atlético de Madrid con la Ioniq 5

Mendoza, S. Industria

Video: Así entrenan los jugadores del Atlético de Madrid con la Ioniq 5

Los jugadores del Atlético de Madrid utilizaron la Ioniq 5, el primer modelo de la submarca de Hyundai, para algunos ejercicios de entrenamiento.

El Toyota Yaris es nombrado European Car Of the Year 2021

Morante, L. Industria

El Toyota Yaris es nombrado European Car Of the Year 2021

El estilo dinámico y moderno, así como un desempeño divertido pero eficiente fueron algunas de las razones que llevaron al Toyota Yaris a ser nombrado Auto del Año 2021 en Europa.

Aston Martin revela el AMR21, su nuevo monoplaza para F1

Azuara, D. Industria

Aston Martin revela el AMR21, su nuevo monoplaza para F1

Al fin fue revelado el monoplaza que utilizarán Sebastian Vettel y Lance Stroll en la temporada de este año de la Fórmula 1.

La Cupra Formentor debuta con calificación perfecta ante el Euro NCAP

Mendoza, S. Industria

La Cupra Formentor debuta con calificación perfecta ante el Euro NCAP

La Cupra Formentor superó de forma destacada las pruebas de choque y seguridad en las instalaciones del Euro NCAP.

Mercedes-Benz da un adelanto del AMG GT 73

Castro, M. Industria

Mercedes-Benz da un adelanto del AMG GT 73

La marca alemana está lista para combinar la electrificación con el alto desempeño, revelando un adelanto del próximo Mercedes-AMG GT 73, el cual tendrá una motorización híbrida.

Ver más