¿Qué tuvo que ver Ford en el primer viaje del hombre a la Luna?

23/07/2019   |   Leer en 8 minutos  |   Arteaga, L.
¿Qué tuvo que ver Ford en el primer viaje del hombre a la Luna?

Ford tuvo un papel fundamental en la misión que llevó a Neil Armstrong a pisar la superficie lunar en julio de 1969.

Se cumplen 50 años de la llegada del hombre a la Luna

Ford estuvo muy cercana a la llegada del primer hombre a la Luna

En estos días en que se cumplen 50 años de la llegada del primer hombre a la Luna vale la pena abrir el libro de historia para hablar sobre la importante participación de la marca Ford para llevar a buen término la misión que hasta la fecha sigue generando controversia.

Aquella escena que quizá nuestros padres vieron por televisión o escucharon por la radio en la que Neil Armstrong descendió de la nave del Apolo 11 para dar ese "pequeño paso para un hombre, pero un gran salto para la humanidad", tuvo más participación de la firma automotriz de la que se pudiera pensar.

El gran antecedente de esta historia se remonta a 1953 cuando la empresa Philco, fundada en 1892, inventó un transistor de barrera de superficie que era el primer transistor de alta frecuencia que permitió el desarrollo de computadoras de alta velocidad. Dicho invento y su esfuerzo por perfeccionarlo llevó a la empresa a trabajar con las Fuerzas Armadas de Estados Unidos y la NASA pero en 1960 tuvo problemas financieros que obligaron a la firma a buscar un comprador.

En ese momento entró Ford a escena pues en busca de expandir su oferta de productos fuera de la industria automotriz e interesados por las innovadoras tecnologías de Philco, deciden comprar a la compañía en 1961 y es así como Ford transfirió su División Aeronutrónica a una nueva entidad llamada Philco-Ford.

Llegó el año de 1963 y fue el inicio de la batalla por el contrato para formar parte del Centro de Control de Misiones en el nuevo Centro Espacial Tripulado de Houston en donde Philco-Ford tuvo que luchar contra las grandes empresas en la industria de la tecnología como IBM, RCA y AT&T. Pese a no estar entre las favoritas, Philco-Ford se quedó con el contrato para participar en la construcción y mantenimiento del Centro de Control de la NASA.

Centro de Control de Misiones de la NASA

Philco-Ford fue la encargada de la construcción del Centro de Control de Misiones de la NASA

Entre la interminable lista de tareas para Philco-Ford en esta nueva tarea se encontraba el diseño de los sistemas de hardware y software para solucionar problemas que nunca antes se habían experimentado, además de la fabricación, instalación, puesta en marcha y pruebas del centro de control, incluyendo datos y enlaces de control a los sitios de seguimiento remoto que tenía la NASA.

Lo que necesitaba la NASA en ese momento era una importante capacidad de tomar decisiones asistida por computadora ya que no se tenía información sobre el terreno en el que se haría el aterrizaje del Apolo 11, sin embargo, era una tecnología con la que no se contaba. El Centro de Control de Misión se completó en 24 meses, justo a tiempo para llevar a cabo la misión Géminis 3 en marzo de 1965.

Philco-Ford también tuvo la encomienda de proporcionar personal de apoyo técnico e ingeniería durante la construcción y las operaciones en curso. Para cada misión, los diseños del sistema se actualizaron, algunos de los cuales requirieron hasta dos millones de cambios en el cableado.

Antes del gran día, hubo dos misiones complejas en las que Philco-Ford estuvo presente. La primera de ellas fue la del Apolo 8 en la que se lanzó la primera nave espacial que orbitó la Luna y regresó a la Tierra. La gran tarea en esta misión era la comunicación pues sabía que las señales y los datos se perderían a medida que la nave se situara detrás de la Luna durante la órbita lunar.

A pesar de todas las reservas que se tenían, el equipo funcionó y permitió a los astronautas realizar varias transmisiones desde el espacio, en los que se incluyó un mensaje de paz en la víspera de Navidad de 1968.

En julio de 1969 todo el mundo estaba pendiente del Apolo 11. El trabajo de Philco-Ford y del personal de Control de la Misión fue aún más complejo debido a la naturaleza de la misión que no tenía precedentes. Mientras el mundo aguantaba la respiración el 20 de julio, el descenso a la superficie lunar era transmitido a cada rincón de nuestro planeta.

El papel de Philco-Ford con el Control de Misiones continuó a medida que las misiones Apolo le dieron paso al Skylab, Apolo-Soyuz y eventualmente al llamado Transbordador Espacial. Esta filial de Ford cambio de nombre al de Ford Aerospace and Communications Corporation en 1976, la compañía también comenzó a proporcionar servicios adicionales en comunicación satelital, incluyendo sistemas de información de alta velocidad con satélites de comunicación y ambientales. A principios de la década de 1980, Ford Aerospace había construido más de la mitad de los satélites de comunicación en órbita.

Para el año de 1990 Ford Motor Company salió del sector aeroespacial cuando Ford Aerospace fue vendida a la empresa Loral Corporation, sin embargo, ese mismo espíritu de curiosidad e innovación que fue el impulso de sus esfuerzos aeroespaciales en aquellos años sigue vivo hoy en día en la firma del óvalo azul y la pone en práctica en cada uno de los productos que llegan a los pisos de venta.

Publicaciones Relacionadas
ARTÍCULOS DE LA MISMA CATEGORÍA
BMW utilizará Nvidia Omniverse para mejorar su planificación y manufactura

Azuara, D. Industria

BMW utilizará Nvidia Omniverse para mejorar su planificación y manufactura

Con el nuevo Nvidia Omniverse, BMW podrá mejorar la velocidad y eficiencia de procesos de fabricación complejos.

Video: Mobileye y Udelv muestran The Transporter, su primer repartidor autónomo

Bravo, J. Industria

Video: Mobileye y Udelv muestran The Transporter, su primer repartidor autónomo

La filial de Intel, Mobileye y la startup Udelv ha unido fuerzas para crear un vehículo autónomo de gran tamaño capaz de hacer entregas llamado The Transporter

Revelan datos sobre el Zhiji L7, el primer auto hecho por Alibaba y SAIC

Macuil, J. Industria

Revelan datos sobre el Zhiji L7, el primer auto hecho por Alibaba y SAIC

Se revelaron parte de las especificaciones del Zhiji L7, el auto eléctrico que surgió de la alianza entre el gigante de las ventas online Alibaba y la firma de autos SAIC.

Video: Lexus hace que te olvides de enviar mensajes mientras conduces

Morante, L. Industria

Video: Lexus hace que te olvides de enviar mensajes mientras conduces

Con la prueba “Conducción Interrumpida”, Lexus envía un fuerte mensaje sobre las distracciones al volante y las consecuencias que tiene quitar la vista del camino aunque sea por unos cuantos segundos.

Ford cancelará el cierre de verano en varias de sus plantas

Azuara, D. Industria

Ford cancelará el cierre de verano en varias de sus plantas

Para compensar la producción perdida por la escasez de chips, algunas plantas de Ford no tendrán vacaciones de verano.

Así usa Mercedes la realidad aumentada de la F1 en su fábrica

Bravo, J. Industria

Así usa Mercedes la realidad aumentada de la F1 en su fábrica

La F1 es un gran laboratorio para las marcas constructoras y el equipo Mercedes da cuenta de ello al usar la realidad aumentada en su beneficio y sus avances

Ver más