Faraday Future se desmorona

06/12/2018  |  Leer en 5 minutos Ortega, J. Industria

Más y más problemas para la compañía que esperaba plantarle cara a Tesla al menos en la potencia de su buque insignia

Al menos por ahora

La empresa tiene un futuro oscuro

Faraday Future, la empresa de coches eléctricos que había presentado un proyecto denominado FF91, más potente que el Model S de la marca de Elon Musk, ya no tiene dinero para nada. Ni para pagarle a sus empleados.

Por este motivo, Faraday Future está obligada a hacer un gran recorte de personal. Más precisamente, 250 empleados deben ser despedidos. Esto se debe a que la compañía se encuentra al borde de la bancarrota.

Esta startup informó mediante un comunicado que ya no puede pagar a sus empleados y tendrá que dejar sin trabajo a más de ellos. Todo apuntaba a que la compañía iba a salir del bache después de que el grupo chino Evergrande anunciara una inversión de 2 mil millones de dólares en Faraday Future, pero la relación con Evergrande ha resultado complicada.

Por ahora, al menos

El FF91 todavía se puede reservar

Este gigante chino aceptó tomar una participación del 45% de Faraday Future por 2 mil millones de dólares divididos en un “pago inicial” de 800 millones de dólares a principios de 2018, y los restantes 1.2 mil millones de dólares “después de algún tiempo”.

De acuerdo con Faraday Future, Evergrande falló en su promesa de pagar el resto de lo pactado, y trató de tomar control de la startup. Incluso hay información que apuntan que han tratado de impedir que Faraday Future busque inversiones de otras compañías, dejándolos sin fondos.

Todo esto ha desembocado en una situación que ya se puso complicada en octubre, pero que ahora mismo, admite la compañía, se ha intensificado considerablemente, lo cual los llevó a publicar un comunicado sobre lo que han llamado una “crisis financiera”.

En este comunicado indican que esta crisis financiera comenzó cuando los inversionistas del grupo Evergrande Health se rehusaron a hacer los pagos programados, detallando que el inversionista ha sobrepasado sus obligaciones contractuales con Faraday Future. Todo esto, indican, ha hecho más difícil a Faraday Future el cumplir con sus objetivos financieros a corto tiempo, y esto ha dañado a los empleados de la empresa en todo el mundo, así como las relaciones con los proveedores de partes para los coches y colaboradores.

Informaron que llevarán esta situación ante tribunal a la brevedad, pero el impacto negativo sobre la compañía continuará, y comenzará con la salida de más empleados esta semana.

Aprovecharon el comunicado para agradecer a sus empleados, y en especial a quienes continuarán en la producción y la entrega del FF91 en Estados Unidos, así como a aquellos que serán, temporalmente, separados de sus cargos.

Confiesan que esta fue una decisión muy difícil de tomar, y reconocieron el estrés emocional y la carga financiera que esta decisión pondrá sobre las personas afectadas.

Hasta nuevo aviso

Los empleados que trabajan en el FF91 seguirán con sus labores

En adición, aseguran, se toman las relaciones con sus proveedores con mucha seriedad y esperan recibir apoyo y comprensión de sus socios globales mientras Faraday Future supera sus dificultades.

El comunicado concluye indicando que el equipo ejecutivo de Faraday Future está recibiendo el interés de sus inversionistas alrededor del mundo, quienes ven un gran valor en el manejo tecnológico y automotriz de Faraday Future. Aseguran que continuarán esforzándose en las entregas del FF91 y aseguras sus estrategias a mediano y largo plazo.

>>> Ver las últimas noticas de autos en Automexico.com