Ambición hegemónica de China en la industria automotriz mundial

18/10/2018   |   Hernández, A.

En aras de impulsar el crecimiento de la industria automotriz nacional, los conglomerados chinos optan por adquirir marcas de automóviles existentes en lugar de desarrollarse desde cero.

Últimamente, han corrido rumores de que la empresa Great Wall Motors de China está interesada en comprar el grupo Fiat Chrysler Automobiles NV (FCA), planeando primero adquirir su marca Jeep. Según Michael Dunne, director general de la consultora Dunne Automotive con sede en Hong Kong, la lista de compras de China también incluye otras empresas de tecnología automotriz en el mundo. “China se está dirigiendo hacia el puesto de número Uno en esta industria”, argumentó el dirigente con plena evidencia.

El año pasado las empresas del gigante asiático establecieron un récord de inversión al gastar 140,000 millones de dólares en comprar grupos automovilísticos en todo el globo, situándose solo por detrás de EE.UU. Aunque se experimentó un ralentización a principios de este año, los inversores chinos todavía llegaron a alcanzar e incluso superar el ritmo de adquisiciones registrado en el previo año.

Great Wall podría ser el nuevo propietario de Jeep y así tendrán su logotipo los autos de esta marca estadounidense como se ve en la foto.

Great Wall podría ser el nuevo propietario de Jeep y así tendrán su logotipo los autos de esta marca estadounidense como se ve en la foto.

China seguramente va a batir dicho récord de 2016. En concreto, si logra mantener el ritmo actual de crecimiento económico y obtiene más avances en la liberalización financiera, su cantidad promedia de dinero destinada a las adquisiciones internacionales será duplicada en el período 2015-2025 en comparación con la fase 2010-2015.

Anteriormente, varias empresas del país asiático realizaron este tipo de negocio. Pacific Century Motors adquirió una división proveedora de autopartes de Delphi Automotive PLC en 2010 con el fin de fundar Nexteer Automotive. El gigante tecnológico Tencent Holdings compró una participación del 5% de Tesla a principios del presente año. Sin embargo, las adquisiciones de China no acabarán simplemente así.

Todo ello solo se trata de movimientos de “calentamiento”, ya que aspira a ser el número Uno en el mundo automovilístico. Con el objetivo de acelerar este proceso, el gigante de Asia ha tomado un atajo, concentrando sus recursos en adquirir otras empresas (el caso mencionado de Great Wall y FCA) en vez de desarrollar sus propias marcas como lo que hicieron Japón y Corea del Sur.

Comprar una marca que ya existe es siempre más beneficioso y rápido que crear y construir una marca desde cero. Establecer una nueva empresa tardará decenas de años y muchos más costes que adquirir una existente. Este método también recibe respaldo de los funcionarios de alto rango en China. Pretenden promover el uso de coches eléctricos, de tal manera cambiará las prioridades de la industria automotriz global.

¿Cómo podrá conseguir tal influencia? Porque China ha superado a EE.UU. para convertirse en el mayor mercado automovilístico del mundo.

El mercado china está experimentando un crecimiento dinámico del segmento de autos medianos. El gobierno de este país desea construirle una imagen similar a la de Detroit, Stuttgart, Wolfsburg o Tokio, las metrópolis de la industria automotriz mundial.

La marca estadounidense General Motors (GM) vende más coches en China que en su propio país natal. Las empresas automotrices chinas pronto serán capaces de ensamblar coches Ford Focus para exportarlos a su país origen, EE.UU. El mayor mercado y de crecimiento más rápido para los autos de lujo tampoco es EE.UU., sino el país más poblado del mundo.

Ni los consumidores de EE.UU. ni las instituciones de administración estadounidense mantienen su papel decisivo en la orientación del mercado automovilístico. Ahora es China el que lleva la batuta. Gran clientela, preferencia por las marcas extranjeras y ambición de dominar la industria automovilística mundial mediante adquisiciones de empresas, todos estos factores instan a China a redefinir la industria automotriz entera, lo que otros países asiáticos, incluso Japón y Corea del Sur, nunca han tomado en cuenta.

El regreso a la popularidad de las marcas antiguamente renombradas en EE.UU. tales como Buick llama una gran atención de los consumidores chinos. Dunne predijo que era muy posible que los fabricantes automotrices del país de la Gran Muralla procedieran a comprar Dodge y Chrysler, otras marcas filiales de FCA.

Se encuentra además una amenaza competitiva procedente de Silicon Valley, precisamente en el ámbito de automatización y automoción. De ahí que China anhela adueñarse de todo, intimidando la monopolización tradicional de las marcas de autos cabeceras del mundo, incluidos dos gigantes estadounidenses GM y Ford.

La ambición de China ya se ha extendido a escala global, afirmó el director de Dunne Automotive. Los chinos piensan que, si logran conquistar el mercado estadounidense, podrán repetirlo a cualquier otro sitio en el mundo.

La empresa pública de sustancias químicas China National Chemical Corporation, comúnmente conocido como ChemChina, es el propietario actual de Pirelli & C. S.p.A., firma italiana dedicada a la manufacturación de neumáticos. El grupo de electrodomésticos Midea ha pagado USD 5,000 millones para adquirir la sociedad alemana Kuka AG, uno de los principales fabricantes mundiales de robots industriales. La multinacional Zhejiang Geely Holding Group Co., Ltd ha llevado 7 años en colaboración con Volvo Cars, dando un soplo de aire fresco a esta marca sueca.

Los inversores chinos tampoco omiten Michigan, donde está localizado el centro de la industria automotriz estadounidense Detroit. Según revela la empresa China Investment Monitor (The Rhodium Group), han gastado USD 4,200 millones desde 2000 hasta la fecha, mayoritariamente en el sector de producción de autos con una cantidad de USD 3,000 millones. El negocio antemencionado entre China y FCA afectará ese número en gran medida.

ARTÍCULOS DE LA MISMA CATEGORÍA
Mercedes-Benz inicia la producción del EQS

Azuara, D. Industria

Mercedes-Benz inicia la producción del EQS

La Factory 56 será el lugar de nacimiento del nuevo Mercedes-Benz EQS, la contraparte 100% eléctrica del Clase S.

LiveWire, la nueva marca de Harley-Davidson para crear motos eléctricas

Macuil, J. Industria

LiveWire, la nueva marca de Harley-Davidson para crear motos eléctricas

Harley-Davidson ha hecho oficial el lanzamiento de su nueva marca LiveWire, con esta decisión se espera la llegada de más motocicletas eléctricas al mercado.

Autos eléctricos de carga inalámbrica, cerca de ser reales

Bravo, J. Industria

Autos eléctricos de carga inalámbrica, cerca de ser reales

La idea de cargar los autos eléctricos de manera inalámbrica, incluso mientras están en movimiento podría significar la siguiente revolución en la industria

Revelan curiosos detalles de la Rivian R1T que los fiesteros amarán

Bravo, J. Industria

Revelan curiosos detalles de la Rivian R1T que los fiesteros amarán

Cada vez está más cerca la llegada de la pick-up eléctrica Rivian R1T y ya se han revelado muchos detalles, algunos incluso curiosos de esta camioneta

Mercedes-Benz EQT concept, el primer adelanto de la van eléctrica de la firma alemana

Macuil, J. Industria

Mercedes-Benz EQT concept, el primer adelanto de la van eléctrica de la firma alemana

Mercedes-Benz apuntala su apuesta eléctrica con la presentación de la EQT concept, una camioneta que pretende traer una nueva propuesta al segmento familiar.

Lewis Hamilton logra su pole 1000, ¿qué conducíamos cuando ganó la primera?

Bravo, J. Industria

Lewis Hamilton logra su pole 1000, ¿qué conducíamos cuando ganó la primera?

Lewis Hamilton ha su pole position 100 en su larga carrera y suena muy lejano junio de 2007 cuando logró la primera, ¿Recuerdas que conducías entonces?

Ver más